jueves, 7 de julio de 2016

TEMA 6-7 PROYECTO INDIVIDUAL 55 ¿QUÉ FABRICAMOS EN EUROPA?


TEMA 6-7 PROYECTO INDIVIDUAL 55
¿QUÉ FABRICAMOS EN EUROPA?


  1. Introducción
Te vamos a pedir que te conviertas en agente publicitario.

     2.  Recursos

En el tema tienes información sobre la industria europea y su localización. Ahora tienes que investigar más a fondo y para ello te damos enlaces y fichas de la industria europea por sectores.

Enlace las cien mayores empresas del mundo: http://elpais.com/elpais/2013/10/17/media/1382025104_269169.html
Enlace a otros rankings:


Industria mecánica

La industria mecánica (también llamada ingeniería mecánica) constituye uno de los sectores industriales más importantes de la Unión Europea, en términos de número de empresas (alrededor de 169 000, PYME en su mayoría), empleo (3,3 millones de puestos de trabajo), producción y creación de valor añadido.
Con un 36 % del mercado mundial, Europa es el mayor productor y exportador de maquinaria del mundo. La competitividad de la industria se basa, entre otras cosas, en sus productos excelentes e innovadores, su saber hacer y alta cualificación, y su capacidad de adaptarse a las necesidades de los consumidores.
La ingeniería mecánica es un sector muy amplio y diversificado. Abarca fundamentalmente maquinaria y equipos, maquinaria para producción y uso de energía mecánica, excepto motores de avión, vehículos automóviles y ciclomotores, maquinaria agrícola y forestal, máquinas herramienta, y otra maquinaria para usos específicos.
La Comisión Europea fomenta la competitividad global y sostenible de la industria mecánica, analizando las características y retos del sector, y adoptando las medidas e iniciativas necesarias.

Industrias de sanidad en la Unión Europea

La industria farmacéutica participa de manera significativa en el bienestar de Europa y del resto del mundo. Se trata de un sector estratégico por sus dimensiones económicas y su implicación en la salud pública.
Europa necesita preservar su brillante sector farmacéutico como elemento indispensable para garantizar un elevado nivel de protección de la salud pública y una competitiva economía basada en el conocimiento.
Desde la aprobación de la primera Directiva comunitaria en 1965 (Directiva 65/65/CEE) se han ido adoptando un gran número de leyes comunitarias -que han culminado con la creación de la Agencia Europea de Medicamentos -, con el objetivo último de lograr un mercado único para los productos farmacéuticos.
El sector farmacéutico se encuentra hoy día intensamente regulado a escala comunitaria con un doble objetivo: garantizar, por un lado, el nivel más alto posible de salud pública y de confianza de los pacientes en medicamentos seguros, eficaces y de alta calidad, y continuar, por otro lado, desarrollando el mercado único de la UE para los productos farmacéuticos con el fin de reforzar la competitividad y la capacidad de investigación de la industria farmacéutica europea.

Elevando el listón de calidad de la industria alimentaria europea

La industria alimentaria y de la bebida es uno de los sectores industriales más importantes y dinámicos de Europa. Está compuesto por unas 310 000 compañías, y proporciona trabajo a más de 4 millones de personas.
Con una facturación anual superior a los 900 000 millones de euros, este sector tan diversificado se caracteriza por el gran volumen de sus exportaciones, y por la elaboración de innumerables productos finales que se comercializan en los mercados domésticos e internacionales más competitivos. Pero aún hay cosas que se pueden mejorar.
Excesiva burocracia, escasez de financiación, falta de oportunidades en I+D y dificultades para acceder a las materias primas constituyen otros tantos e importantes obstáculos que es necesario superar si la UE desea posicionarse con más solidez en los mercados mundiales.
El desarrollo de un régimen de comercio que sitúe a las empresas europeas en pie de igualdad con los competidores extranjeros, y el establecimiento de acuerdos preferenciales que proporcionen a la industria alimentaria de la UE un mayor acceso a los mercados extranjeros, son dos de las medidas más importantes que la Comisión Europea desea aplicar para resolver los problemas antes mencionados.
Mediante la elaboración y la aplicación de la legislación en materia alimentaria, la Comisión busca encontrar el justo equilibrio entre seguridad y competitividad, al tiempo que lucha por reducir la burocracia innecesaria.
La Unidad de Industria Alimentaria de la Comisión lleva a cabo sus políticas mediante una serie de instrumentos, como:
  • El régimen de restituciones por exportación y el régimen de perfeccionamiento activo, concebidos ambos específicamente para productos agrícolas transformados, como chocolates, confitería, bebidas azucaradas, galletas, etc.
  • Negociaciones comerciales para mejorar el acceso de las empresas europeas a los mercados mundiales.
  • Contribución a la elaboración y aplicación de la legislación relativa a la industria alimentaria.

Industria automovilística

La UE está entre los primeros productores mundiales de vehículos de motor; la industria automovilística resulta por tanto fundamental para la prosperidad de Europa. Se trata de un gigantesco empleador de mano de obra cualificada, y motor clave de conocimiento e innovación. Constituye asimismo el mayor inversor privado de Europa en investigación y desarrollo (I+D). Su contribución al PIB comunitario es también muy significativa, y sus exportaciones superan con creces a sus importaciones.
Los principales objetivos de la Comisión Europea en lo que respecta al sector automovilístico son:
1) Reforzar la competitividad de la industria automovilística
El objetivo es identificar y evaluar cuestiones políticas que sean de gran relevancia para la competitividad de la industria automovilística de la UE, y sugerir soluciones que tomen en consideración los objetivos económicos, sociales y medioambientales.
2) Completar, adaptar y simplificar el marco regulador del mercado interior
El trabajo encaminado a mejorar el mercado interior se basa en la introducción del sistema comunitario de homologación de vehículos completos, que permite a los fabricantes tener un tipo de vehículo aprobado en un Estado miembro y poder comercializarlo luego en el resto de Estados miembros sin necesidad de realizar ninguna prueba o test adicional.
3) Promover la globalización del marco regulador técnico a través de la CEPE
La armonización técnica global es un factor clave para el fortalecimiento de la competitividad de la industria automovilística europea a escala mundial. La UE es parte contratante de dos acuerdos de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE): el Acuerdo de 1958 sobre prescripciones técnicas uniformes aplicables a los vehículos, y el Acuerdo Mundial de 1998.

La tecnología espacial, al servicio de todos

Europa necesita una política espacial efectiva que le permita ejercer un liderazgo mundial en determinados ámbitos políticos estratégicos. El espacio puede proporcionar las herramientas necesarias para abordar muchos de los retos globales con los que se enfrenta la sociedad en este siglo XXI: retos para cuya solución Europa debe asumir un papel protagonista.
Los sistemas y tecnologías espaciales forman parte integral de la vida cotidiana de todos los ciudadanos y empresas europeos. Desde las telecomunicaciones a la televisión, pasando por la previsión meteorológica o los sistemas financieros mundiales, la mayoría de los servicios clave que todos damos por hecho en el mundo moderno dependen del espacio para funcionar correctamente.
Las actividades de investigación y desarrollo se coordinan en el marco de la política espacial europea global, que complementa los esfuerzos de los Estados miembros y otros actores principales, como la Agencia Espacial Europea.
En un futuro no muy lejano el espacio se convertirá en un factor aún más importante, y ofrecerá nuevas oportunidades de negocio y nuevos servicios para los ciudadanos. Sistemas mejorados de posicionamiento y temporización, junto con la vigilancia medioambiental mundial, darán pie a la creación de nuevos servicios por parte de las empresas más innovadoras, y contribuirán, con ello, a un gran florecimiento empresarial. El espacio reviste una importancia igualmente fundamental desde el punto de vista del medio ambiente, la seguridad y el cambio climático.
Europa es sede de una vasta y puntera industria aeroespacial, que satisface una significativa parte de toda la demanda mundial de fabricación y lanzamiento de satélites, y de prestación de servicios por satélite. La industria europea ha demostrado una gran competitividad en un mercado muy difícil.
Los sistemas espaciales son activos estratégicos que demuestran la independencia de Europa y su capacidad para asumir responsabilidades a escala mundial. Para aprovechar todas las ventajas y oportunidades que el espacio puede proporcionar a Europa, ahora y en el futuro, resulta de una gran importancia contar con una estrategia activa y coordinada, y con una política espacial europea conjunta.

Biotecnología

Las ciencias de la vida y la biotecnología están haciendo posible tecnologías que se utilizan en una gran variedad de sectores industriales: asistencia sanitaria/productos farmacéuticos, salud animal, productos químicos, textil, plástico, papel, combustibles, y transformación de alimentos y piensos.
La biotecnología contribuye de manera importante a cumplir los objetivos fundamentales de las políticas de la UE, como la salud pública, la adaptación a una población envejecida, el crecimiento económico, la creación de empleo, el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente.
Con el fin de garantizar una aplicación coherente de estas políticas en Europa, la Comisión adoptó en 2002 un plan de acción y una amplia y detallada estrategia para el desarrollo de productos basados en la biotecnología. El informe intermedio de 2007 constató una satisfactoria aplicación de la estrategia durante los cuatro primeros años, y definió cinco nuevas prioridades para el período 2007-2010, entre otras un mejor acceso a la financiación y una transferencia de tecnología más eficiente.

Construcción

El Reglamento (UE) nº 305/2011 sobre los productos de construcción establece condiciones armonizadas para la comercialización de estos productos.
Como parte de la iniciativa «Legislar mejor», el RPC clarifica los conceptos y el uso del marcado CE ; introduce procedimientos simplificados, a fin de reducir los costes de las empresas, en particular de las pequeñas y medianas (PYME).
Al imponer criterios de designación nuevos y más estrictos a los organismos de evaluación y verificación de los productos de construcción, el RPC aumenta la credibilidad y fiabilidad de todo el sistema.
La libre circulación de diseñadores, ingenieros civiles y servicios de construcción se ve facilitada por la publicación y aplicación en toda la UE de normas técnicas europeas comunes de diseño estructural: los eurocódigos .
Las actividades de apoyo a la mejora de la competitividad del sector, las políticas específicas, la investigación de base y los métodos de evaluación técnica están haciendo que mejore la igualdad de condiciones entre fabricantes, ingenieros civiles y contratistas.

Panorama del sector industrial del calzado

El sector del calzado constituye una industria muy diversificada que abarca una gran variedad de materiales (tela, plástico, caucho y cuero) y productos, desde los tipos generales de calzado para hombre, mujer y niños hasta productos más especializados, como botas para practicar snowboard y calzado de protección. Esta diversidad de productos finales no es sino fiel reflejo de la multitud de procesos industriales, empresas y estructuras de mercado existentes.
La actuación de la UE en este sector tiene como objetivo fomentar la innovación, la competitividad y la competencia entre las empresas, así como combatir el fraude y la falsificación, y proteger la salud de los consumidores y el medio ambiente.
Según datos del año 2006, el sector del calzado está integrado por 26 600 empresas, factura 26 200 millones de euros al año -con 6 900 millones de valor añadido- (lo que representa un 0,5 % del total de la industria manufacturera de la Unión Europea) y da empleo directo a 388 000 personas. Dos tercios del total de la producción de calzado de la UE se concentra en tres países: Italia (con alrededor de un 50 % de la producción comunitaria), España y Portugal.
La industria europea del calzado conforma una amplia red de pequeñas empresas (con unos 20 empleados de media), la mayoría de las cuales se ubican en regiones con escasa diversificación industrial. Existen, no obstante, grandes diferencias de un Estado miembro a otro: mientras que las empresas francesas y alemanas suelen dar empleo a un centenar de trabajadores, las españolas e italianas se limitan a alrededor de una docena. El resto de Estados miembros se sitúa entre estos dos extremos.

Industria textil ,de la confección y moda

La industria textil y de la confección es una industria diversa y heterogénea que abarca un importante número de actividades, desde la transformación de fibras en hilo y tejido hasta la producción de una amplia gama de productos como hilo sintético de alta tecnología, artículos de lana, ropa de cama, filtros industriales, geotextiles, ropa y confección, etc.
Este sector constituye una parte importante de la industria manufacturera europea, y juega un papel crucial en la economía y el bienestar social de numerosas regiones de la UE-27. Según los últimos datos estructurales disponibles, en el año 2006 había 220 000 empresas en el sector, que daban empleo a 2,5 millones de personas y generaban una facturación de 190 000 millones de euros. El sector textil y de la confección representa el 3 % del valor añadido total de la industria manufacturera de la UE.

Juguetes

En la UE existen alrededor de 80 millones de niños menores de 14 años, y unas 2 000 compañías que dan empleo directo a más de 100 000 personas en el sector del juguete y los juegos, la mayoría de las cuales son pequeñas y medianas empresas (PYME).
Los juguetes y los juegos constituyen herramientas vitales para el desarrollo de los niños. Si los fabricantes son responsables de la seguridad de sus productos, los importadores, organismos notificados  y autoridades nacionales tienen todos también un importante papel que jugar a la hora de garantizar que los juguetes vendidos en las tiendas de Europa cumplan con todos los requisitos de seguridad.
Garantizar que los requisitos y normas de seguridad se mantengan al día de las últimas tendencias en el sector de los juguetes resulta vital, sobre todo porque constantemente se están desarrollando nuevos materiales y procesos de fabricación.
El mercado interior de los juguetes ha contribuido positivamente al desarrollo del sector y a la protección del consumidor, armonizando las características de seguridad de los juguetes en toda la UE. La nueva Directiva sobre la seguridad de los juguetes refuerza las medidas para el cumplimiento de la ley y establece nuevos requisitos de seguridad, garantizando así que los niños continúen beneficiándose de los más elevados niveles de protección.
La nueva Directiva mejora la normativa existente en materia de comercialización de juguetes producidos en o importados a la UE, con el objeto de reducir los accidentes relacionados con los juguetes y conseguir beneficios a largo plazo para la salud.
Los principales socios comerciales de Europa en la actualidad son los EE.UU. para las exportaciones, y el Extremo Oriente para las importaciones. Una de las principales oportunidades para la industria europea del juguete es su potencial para exportar productos europeos de alta calidad, a los que la Comisión da su apoyo mejorando las condiciones de acceso a los mercados en terceros países.

Industrias forestales: madera, pasta y papel, impresión

Las industrias forestales incluyen las industrias de la madera , la pasta y el papel y la impresión o artes gráficas. Todas estas industrias utilizan como principal materia prima la madera, el papel así como la madera y papel recuperado. También se incluyen sectores especializados como el corcho.
Las industrias forestales de la UE son competitivas, y sus resultados técnicos y comerciales excelentes. Los sectores de la madera, pasta, el papel, y las artes gráficas son líderes mundiales en muchas áreas. Sin embargo, estos sectores se enfrentan a varios retos, como el acceso a las materias primas , el cambio climático , la innovación , el comercio y la provisión de información sobre los productos forestales. Para los sectores de la madera y las artes gráficas, las PYME revisten una gran importancia. Muchas de estas industrias desempeñan un papel esencial a la hora de mantener un empleo sostenible en zonas rurales.
En la Comunicación sobre industrias forestales innovadoras y sostenibles en la UE , la Comisión propone unas importantes directrices políticas que garantizan un enfoque coherente destinado a consolidar la competitividad de las industrias forestales de la UE al tiempo que integran los objetivos relacionados con el cambio climático en la estrategia de este sector industrial.
La Comisión ha creado un Comité consultivo de la política comunitaria en el sector forestal y de la industria forestal, que asiste a la Comisión en el tratamiento de todos los problemas referentes a la política comunitaria relacionada con estos sectores.

Minería, metales y minerales

La misión de la Dirección General de Empresa e Industria, bajo cuya competencia se encuentran las industrias del acero, los metales no ferrosos y los productos minerales no metálicos (cemento, cerámica, vidrio y cal), así como las industrias de extracción de minerales no energéticos (minería y minerales), es garantizar que estos sectores puedan realizar su actividad en un marco que les permita alcanzar un alto nivel de competitividad, prestando al mismo tiempo una especial atención a los principios de desarrollo sostenible y a las prácticas de comercio justo.
Para llevar a cabo esta misión se realizan las siguientes tareas:
  • Evaluar el impacto que en estos sectores tienen los instrumentos, leyes y políticas comunitarios, sobre todo en relación con el medio ambiente, la competencia, el comercio internacional, la innovación y la investigación y desarrollo (I+D).
  • Animar a los diferentes sectores a que contribuyan a la consecución de los objetivos de la política de desarrollo sostenible, y a que participen en los programas comunitarios.
  • Informar a los órganos representativos sobre los diferentes desarrollos comunitarios, en particular a través del Grupo para el Abastecimiento de Materias Primas.
  • Evaluar el proceso de reestructuración de la industria del acero en los países en vías de adhesión.
  • Recabar datos tanto de carácter técnico como económico sobre los diferentes sectores en el seno de la UE.

El sector de la industria del mueble

La industria del mueble es básicamente una industria del ensamblado, en la que se utilizan diversas materias primas (madera y paneles de madera, metales, plásticos, tejidos, cuero, vidrio, etc.) para fabricar los diferentes productos. Existe una gran variedad tanto de tipos de muebles (sillas, sofás, mesas, armarios, cocinas, colchones…) como de usos (para el hogar, la empresa, centros de enseñanza…).
Hoy día, la industria del mueble en la UE posee un alto nivel de calidad tanto desde el punto de vista técnico como estético (ya que se cuidan mucho los aspectos relacionados con el diseño y la moda), y goza de una prestigiosa imagen internacional.
El sector europeo del mueble comprende alrededor de 150 000 empresas, que generan una facturación anual de casi 126 000 millones de euros, y un valor añadido de 38 000 millones, y dan empleo a alrededor de 1,4 millones de personas (UE-27 - 2006). Los principales países productores (en términos del valor de la producción) son Italia y Alemania, seguidos del Reino Unido, Francia y España, y, en menor medida, Polonia.
El sector está dominado por microempresas (el 86 % de las empresas del mueble de la UE tienen menos de 10 trabajadores), pero también existen algunos grandes fabricantes. Las empresas pequeñas trabajan a menudo en calidad de subcontratas para las empresas más grandes, para las que fabrican, p. ej., componentes y productos semiacabados para el acabado y ensamblaje de muebles. Los productos más fabricados en la UE son los muebles de madera utilizados en dormitorios, comedores, salones y otros espacios, así como muebles de plástico y metal (38 % del valor total de la producción). Otros importantes subsectores de producción son las sillas, el mobiliario de oficina y los muebles de cocina (29, 17 y 12 %, respectivamente).
Con el paso del tiempo, y como respuesta a la creciente presión competitiva, sobre todo a nivel internacional, las empresas del sector se han embarcado en un largo proceso de reestructuración y modernización, como consecuencia del cual han descendido los volúmenes de producción. Sólo a partir de 2005 volvió a aumentar ligeramente la producción, para volver a descender en 2008. Los principales factores para aumentar la competitividad del sector son la investigación y la innovación, las competencias y la calidad, el diseño y el valor añadido, y el conocimiento y la experiencia, así como un mejor acceso a los mercados de países terceros.

Productos químicos

La industria química, del plástico y del caucho constituyen tres de los sectores industriales más importantes y más dinámicos de la UE. Juntos generan aproximadamente 3,1 millones de puestos de trabajo en más de 83.000 empresas. En 2012 las ventas de productos químicos en la UE ascendieron a 539.000 millones de euros, lo que representa alrededor de un 20 % de las ventas mundiales del sector. Por otro lado, la legislación tiene importantes repercusiones en la industria química. Este es el motivo por el que la propia legislación, su correcta implantación y el adecuado cumplimiento de ésta no sólo tienen una gran importancia para el logro de objetivos sanitarios y ambientales, sino también para la competitividad de la industria química.
Para las autoridades y el sector, los principales retos reguladores consisten en la correcta implantación de REACH (registro, evaluación, autorización y restricción de las sustancias y preparados químicos) y CLP (Reglamento sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas). Asimismo, la Dirección General de Empresa e Industria se encarga de la legislación específica del algunos sectores de industria química (p.ej. abonos, detergentes) en la UE.
Estas páginas web (Empresa e Industria/Productos químicos) proporcionan información en profundidad acerca de la legislación sobre productos químicos y el trabajo que se está desarrollando en los aspectos relacionados con la competitividad. Por otro lado cuando corresponda y sea posible, se proporcionan enlaces al trabajo desarrollado por otros servicios de la Comisión y otros centros de interés. Existen diversos servicios de la Comisión Europea que contribuyen a la labor que se está realizando en esta área. Los principales actores son Empresa e Industria, Medio Ambiente, Centro Común de Investigación, Salud y Protección de los Consumidores, Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidadesy Transporte . El objetivo general consiste en proporcionar al sector las condiciones estructurales necesarias para garantizar un desarrollo sostenible y contribuir al cumplimiento de los objetivos de Lisboa.

Las TIC, por la competitividad y la innovación

El sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) representa una parte sustancial del PIB y el empleo de la UE. No obstante, el carácter ubicuo y omnipresente de este tipo de tecnologías hace que las inversiones en TIC hayan sido responsables, según recientes estimaciones, de casi la mitad de todo el crecimiento experimentado por la productividad de la UE durante estos últimos años.
Se trata de un sector muy intensivo en el uso de I+D, no en vano hasta el 25 % de todo el gasto comunitario en esta materia se debe a inversiones relacionadas con las TIC. Como tecnologías polivalentes que son, los bienes y servicios TIC representan un importante motor de crecimiento de productividad y rendimiento económico para todos los sectores.
Las TIC hacen posible la innovación de procesos y productos, y el dinero gastado en tecnologías informáticas se traduce en un aumento de la productividad del trabajador varias veces superior al ocasionado por otro tipo de inversiones.


   3. La Tarea

La tarea consiste en buscar al menos tres empresas europeas de cada uno de los sectores recogidos en las fichas y hacer algún anuncio publicitario de una de las fábricas de cada sector. El anuncio puede ser un folleto de un par de hojas o un cartel, vídeo…..


   4. Formato y envío

El formato dependerá del tipo de anuncio que hagas. Recuerda que has de subirlo al blog de clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes insertar imágenes y videos en tus comentarios:
En el caso de las imágenes, tú y los comentaristas deberán usar este código:
[img]URL de la imagen[/img]

Y en el caso de los vídeos, tanto de YouTube o Vimeo se usará este código:
[video]URL del video[/video]

En ambos casos deberás poner la URL de la imagen (o el video) donde corresponde.

¡Recomienda este blog!